Beneficios de usar crema o sérum facial

¿Qué es mejor el sérum o crema hidratante?

3 minutos leídos
Mostrar más


La hidratación es clave para mantener la piel saludable y con un aspecto radiante. Aunque la genética puede influir en algunos aspectos de la piel, la deshidratación suele ser la causa principal de un tono opaco y desigual.


Es esencial comprender que la hidratación cutánea va más allá de beber agua y aplicar cremas hidratantes. En este artículo, exploraremos las dos formas principales de hidratar la piel: mediante sérums y cremas faciales. Analizaremos sus características, beneficios y diferencias para comprender cómo estos productos contribuyen a mantener la piel saludable y radiante.

¿En qué se diferencia el sérum de la crema hidratante?


El sérum y la crema hidratante son dos productos para el cuidado de la piel que tienen propósitos diferentes, aunque a menudo se utilizan juntos en una rutina de cuidado de la piel. Estas son sus principales diferencias:

Diferencias entre crema y sérum facial


El sérum es un producto de textura ligera y altamente concentrado que contiene ingredientes activos específicos. Está formulado para penetrar profundamente en la piel y ofrecer beneficios concentrados, como la reducción de arrugas, la luminosidad, la hidratación profunda o la corrección de problemas específicos, como manchas o enrojecimiento.


Por otro lado, las cremas hidratantes son productos más espesos diseñados para proporcionar humedad en la piel. Generalmente, las cremas hidratantes contienen ingredientes que ayudan a mantener la piel suave, flexible e hidratada al formar una barrera en la superficie de la piel para evitar la pérdida de humedad. También pueden contener ingredientes adicionales para tratar problemas específicos de la piel, pero su enfoque principal es la hidratación y la protección.

Qué es mejor para mi piel, ¿sérum o crema hidratante?


Existen muchos productos para la piel creados para estos mismos fines como las cremas, los geles, las lociones, aceites, etc. Sin embargo, el sérum tiene mayor eficacia. ¿Quieres saber por qué?


cremas de distintos tonos

  • Los sérums son más livianos en comparación con otros productos hidratantes que tienen una textura más untuosa, es decir, que son más pegajosos, espesos y cremosos. 

  • Debido a su consistencia y fórmula más concentrada, el sérum penetra profundamente en todas las capas de la piel. En cambio, otros productos humectantes solo actúan en la superficie, haciendo que su eficacia sea más lenta.

  • El sérum y la crema pueden ser usados para distintos fines, pues el sérum es ideal para obtener resultados rápidos en pieles mixtas o grasas, debido a su consistencia liviana, pero una crema es perfecta para hidratar la piel diariamente porque actúa en la superficie de la piel. Es decir, que ambos son complementarios para una rutina de belleza. 

En estricto rigor, las cremas sirven para humectar pieles normales, secas y extra secas, mientras que los sérums actúan solucionando problemas específicos, como por ejemplo: sérums como el Anti-Pigment dual de Eucerin, que reduce eficazmente la hiperpigmentación y previene su reaparición; o sérum antiarrugas con Ácido Hialurónico como el Hyaluron-Filler + Elasticity 3D Serum de Eucerin, que fue creado para mejorar la elasticidad de pieles maduras, reduciendo hiperpigmentaciones producidas por la edad y evitando su reaparición. 


Gracias a la consistencia acuosa de los sérums y a su alto nivel de concentración, su efectividad es mayor que otros productos. Sin embargo, es importante no abusar del producto y sólo limitar su aplicación a dos o tres veces al día.


Es ideal combinar los productos para completar una rutina de belleza y obtener resultados más eficaces, como por ejemplo usar el sérum Hyaluron-Filler + Elasticity 3D para mejorar la elasticidad y combinarlo con el gel Hyaluron-Filler + 3x Effect Hydrating Booster para lograr una hidratación diaria para combatir los primeros signos de envejecimiento.

¿Cómo aplicar un sérum y otros productos hidratantes?


Es crucial limpiar la piel para eliminar cualquier residuo de maquillaje o suciedad del rostro. Luego, se recomienda el uso de un tónico para restaurar el equilibrio del pH y cerrar los poros. Después, aplica el sérum utilizando la yema de los dedos en áreas específicas según tus necesidades. Finalmente, la aplicación de una crema hidratante con FPS proporciona una mayor humectación y protección contra los rayos UV.


Si bien los sérums y los productos hidratantes tienen diferencias, son complementarios y deben utilizarse para diferentes propósitos. Es esencial encontrar los productos perfectos para tu tipo de piel para obtener los mejores resultados.

Fuentes